El futuro de James, cada vez más lejos del Bayern.

 

Está más fuera que dentro. Eso es lo que se infiere de la situación delicada de James Rodríguez en el Bayern de Múnich. El colombiano no ha sido titular en los cuatro últimos partidos que ha disputado y en tres de ellos ha empezado como suplente, llegando a ser no convocado en otro. Y lejos de las primeras informaciones, que apuntaban a diferentes molestias musculares, lo cierto es que el futuro del cafetero en el Bayern está cada vez más negro. Las últimas decisiones del entrenador Kovac le han colocado en el disparadero, prescindiendo de él en los últimos choques, un hecho que tiene dividida a la afición y que, además, también ha derivado en una “guerra civil” en el Bayern.

Hoeness, presidente del club, ya comentó que no estaba dispuesto a pagar 42 millones de euros “por un futbolista que no es titular”. Y es que el Bayern tiene hasta el 15 de junio para ejecutar la opción de compra por esos 42 “kilos” al Real Madrid, pero a pesar de la voluntad de Rummenigge, salvo algo inesperado, todo parece apuntar que la directiva bávara está más cerca de no pagar ese dinero por James que de hacer efectiva la cláusula que ambos clubes firmaron en su día.

La compra es bastante alta como para pensársela y a pesar de que el Bayern ha explicado ya que dispone de más de 200 euros para invertir en fichajes esta temporada, no existe aún un consenso claro en el club respecto al cafetero.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *