Una adolescente británica se sentía como borracha hasta que descubrieron lo que pasaba en el cerebro

La joven ya ha sido operada, pero es probable que tenga que pasar una vez más por el quirófano debido a que todavía sufre mareos y trastornos visuales.

Una adolescente británica ha tenido que ser sometida a una delicada operación debido a que parte de su cerebro descendía hacía la médula espinal.

Erin Orlopp, de 15 años, durante meses sufría constantes mareos, tenía una mejilla inflamada, dolores de mandíbula, cuello y cabeza. Erin no podía caminar en línea recta, «se tambaleaba como si estuviera borracha y tenía trastornos visuales», relató la madre de la menor, citada por Daily Mail.

Las imágenes por resonancia magnética del cerebro, cuello y columna vertebral revelaron que Orlopp sufría de una malformación de Chiari e invaginación basilar, que ocurre cuando el tejido cerebral se extiende hacia el canal espinal, lo que puede provocar daño permanente o incluso la muerte.

«En pocas palabras, mi cerebro se estaba cayendo por la parte inferior del cráneo, aplastando la médula espinal, lo que restringía el flujo de líquido espinal», comentó Erin.

La menor fue sometida a una cirugía en la que se le extirpó la parte inferior del cráneo con el fin de aliviar la presión sobre la médula espinal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.