“Le dejo mi cadáver a mis adversarios”: la última carta de Alan García

En un documento redactado por el expresidente de Perú, Alan García, antes de atentar contra su vida el pasado miércoles, el mandatario aseguró que era inocente de las acusaciones de corrupción en su contra en medio del caso Odebrecht.

“No hubo ni habrá cuenta ni soborno, ni riquezas, la historia tiene más valor que cualquier riqueza material”, señaló en la carta el expresidente, sobre quien pesaba una orden de detención preventiva –por diez días– y una causa por presunto soborno de 100.000 dólares que habría recibido por parte de la constructora brasileña Odebrecht en 2012.

García prefirió dispararse antes de ser detenido y su último mensaje fue leído por su hija Luciana este viernes durante el entierro. Estaba dirigido a sus seis hijos y a su esposa, aunque tiene pasajes hacia sus contradictores: “Le dejo mi cadáver a mis adversarios”, apunta el político en un pasaje.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.