Oso dejó mal herido a un hombre y lo escondió en una cueva como comida para el futuro

Después de romperle la columna vertebral, el animal arrastró al hombre hasta su guarida y lo escondió por más de un mes.
Un hombre identificado como Alexander, fue encontrado por los perros de unos cazadores dentro de una cueva en Rusia. El estado del hombre ocasionó que su apariencia se asemejara a la de una momia o a un zombie.
Todo ocurrió hace poco más de un mes, cuando un oso atacó a un hombre, le partió la espina dorsal y lo metió en una cueva como comida para el futuro. Desde ese momento Alexander se mantuvo con vida bebiendo su propia orina.
Cuando los cazadores encontraron al hombre el interior del refugio del oso, pensaron que se trataba de una momia, pero poco después notaron que era un hombre en delicado estado de salud que apenas podía moverse. Cuando se acercaron el sujeto abrió los ojos y susurró su nombre.

Después de ser llevado a una clínica Alexander aseguró que el oso lo llevó a la cueva “para comérselo después”.

Según el medio The Siberian Times, los médicos se encuentran asombrados de que el hombre haya podido sobrevivir a pesar de las heridas.

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *