Comer solo una rebanada de tocino al día aumentaría el riesgo de cáncer colorrectal, dice un estudio

Comer solo una rebanada de tocino al día aumentaría el riesgo de cáncer colorrectal, dice un estudio

Comer incluso una cantidad moderada de carne roja o procesada está relacionado con un mayor riesgo de cáncer colorrectal (del intestino), según un nuevo estudio publicado el miércoles.

Las personas que comieron 76 gramos de carne roja y procesada por día (eso está en línea con las pautas actuales y más o menos lo mismo que una hamburguesa de carne de vaca de un cuarto de libra) tenían un 20% más de posibilidades de desarrollar cáncer colorrectal en comparación con otras personas que comían unos 21 gramos al día, el equivalente a una lonja de jamón, según la investigación.

El estudio también encontró que la carne procesada, como las salchichas o el tocino, representaba un mayor riesgo que la carne roja: el riesgo de cáncer colorrectal aumenta un 20% con cada 25 gramos de carne procesada (aproximadamente equivalente a una rebanada delgada de tocino) al día, y en un 19% con cada 50 gramos de carne roja (una rebanada gruesa de carne asada o la parte comestible de una chuleta de cordero).

“Una pequeña cantidad de carne procesada parece tener el mismo efecto que una gran cantidad de carne roja”, dijo el profesor Tim Key, coautor del estudio y director adjunto de la unidad de epidemiología del cáncer de la Universidad de Oxford.

Según el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS), una lonja de jamón contiene 23 gramos de carne procesada, mientras que un bistec a la parrilla de 8 onzas contiene 163 gramos de carne roja.

Cancer Research UK, que financió parcialmente la investigación, dijo que la guía actual del NHS establece que las personas que comen más de 90 gramos (peso cocido) de carne roja y procesada al día deben reducir esto a 70 gramos, que es la cantidad promedio consumida por día por persona en el Reino Unido.

El estudio, publicado en el International Journal of Epidemiology, hizo un seguimiento de las dietas de casi medio millón de adultos en el Reino Unido, con edades comprendidas entre los 40 y los 69 años, y estudiaron sus dietas durante un promedio de cinco años. Durante este tiempo, 2.609 de los participantes desarrollaron cáncer colorrectal.

Cada vez hay más evidencia

Esta última investigación se suma a un conjunto de evidencia que vincula las carnes rojas y procesadas con un mayor riesgo de cáncer colorrectal.

“Nuestros resultados sugieren que las personas que comen carne roja y procesada cuatro o más veces a la semana tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de intestino que las que comen carne roja y procesada menos de dos veces por semana”, dijo Key.

Dijo que las investigaciones anteriores habían analizado a las personas en la década de 1990, pero “las dietas han cambiado significativamente desde entonces, por lo que nuestro estudio ofrece una perspectiva más actualizada que es relevante para el consumo de carne en la actualidad”, dijo en un comunicado de prensa.

La investigación encontró que otro factor que aumenta el riesgo de cáncer colorrectal es el alcohol. El estudio también dijo que la fibra del pan y el cereal para el desayuno se relacionaba con un riesgo reducido de cáncer colorrectal, que comienza en el colon o el recto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.