Rusia y Siria denuncian «la posición destructiva de EE.UU. y su indiferencia ante las vidas» de los refugiados de Rukban

Moscú y Damasco han mostrado su preocupación por las «condiciones catastróficas» en las que viven los refugiados en el campamento.

Khalil Mazraawi / Reuters

Los centros de coordinación interinstitucional de Rusia y de Siria han acusado, a través de una declaración conjunta, a «los grupos armados radicales controlados por EE.UU» de «detener a la fuerza a los ciudadanos sirios que quieren abandonar el campo de refugiados de Rukban», ubicado al sureste de la provincia de Homs, en la frontera sirio-jordana.

Según el comunicado, las autoridades sirias han creado todas las condiciones para evacuar a los refugiados de ese «campo de muerte», donde los civiles, entre ellos niños, sufren de «desnutrición, condiciones insalubres e infecciones».

No obstante, hasta el momento EE.UU. no ha aprobado «el paso de las columnas de autobuses» para la evacuación de los residentes del campo y no ha expresado «la voluntad de garantizar su seguridad».

«La posición absolutamente destructiva»

«Hace dos días, en un solo día dos niños sirios murieron en el campamento debido a la desnutrición, a las deficiencias en el saneamiento y a las infecciones. Y la razón de ello es la posición absolutamente destructiva de EE.UU. y su indiferencia ante las vidas de los pequeños e inocentes residentes de este campo de muerte», reza la declaración conjunta.

Al mismo tiempo, EE.UU. no duda en «acusar a Rusia y Siria de bloquear los convoyes humanitarios de las Naciones Unidas, mientras que en organizaciones humanitarias internacionales han reconocido la necesidad de disolver rápidamente este ‘gueto’ y evacuar a sus residentes a sus hogares».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.