Por medio de dibujos una menor expresó que estaba siendo víctima de abuso sexual

Un fuerte dolor alertó a la familia de una niña de 13 años quien tras la emergencia contó que solía ser abusada por tres compañeros en el quinto piso del colegio Jaime Pardo Leal desde hace cuatro meses.

La agresión se conoció cuando la familia comenzó a ver dibujos y rayones en los cuadernos de la menor que daban cuenta de los vejámenes a los que estaba siendo sometida. “Mi sobrina es una niña, está en sexto grado y estudia en la jornada de la tarde”, dijo la tía de la menor quien es la persona que realizó la denuncia.

En estos momentos la joven se encuentra hospitalizada en el Centro Policlínico del Olaya. Descartaron embarazo e infecciones, pero los daños físicos y psicológicos para la menor son graves.

La menor de edad señala como los agresores a tres compañeros de clase y dice que un cuarto estudiante le hacía tocamientos abusivos.

La Secretaría de Educación (SED) ya está informada de estos hechos y en las próximas horas se pronunciará. Los familiares de la adolescente esperan que las autoridades tomen cartas sobre el asunto, al igual que la institución educativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.